domingo, 20 de septiembre de 2009

El último deseo de Sanja



Cuando muera
cremen mi cuerpo
hasta que las llagas de mis manos
sean humo
capturado por picos pequeños
de diminutas aves hambrientas
confundidas
desorientadas
en la inmensidad del cielo de Lika-Senj.

Las cenizas
deberán volcarlas prolijamente
en un barquito de papel pequeño,
hecho con una hoja oficio,
preferentemente.

No me gustaría estar envuelta por papel de diario,
debo estar,
en lo posible,
inmaculada.

Nada de destinatarios, referencias ni garabatos
escritos en apariencia,
como si se tratase de un borrador.

Lo arrojarán al canal central dos buceadores
profesionales
muy responsables, en lo posible;
lo prenderán fuego con cinco cerillas.

Una vez pasado el puente
mis queridos señores vestidos con escafandras
deberán permanecer muy muy muy cerca del barquito
ardiendo,
soplándolo suavemente
como una caricia dulce
hasta estar totalmente seguros
de que llegue el último resto de mi existencia
al mar Adriático.

De todas formas, no debería hacerme problemas.
Soy inmortal.

10 comentarios:

  1. lo escribiste vos? es hermoso.

    ResponderEliminar
  2. Como dice el anónimo-asistente anterior, sí, lo escribí yo, no puedo escribir algo hermoso che?

    ResponderEliminar
  3. me parece haber leido algo parecido de un poeta del 1700...

    ResponderEliminar
  4. ah si? como se llama ese poeta a mi tmb me suena, estas tratando de decir que fer es un plagio?

    ResponderEliminar
  5. Al contrario, no creo que Jan sea un plagio ni mucho menos, hay muchos que desean morir en la tierra de sus ancestros o volver a donde nacieron. El poeta que me refería, y dudo mucho que te suene, es Tarás Shewchenko. Leélo (si sabés el idioma)

    ResponderEliminar
  6. es cierto, ni me suena, ni se leer ruso/ucraniano/oloquesea (me podes enseñar vos) pero al menos doy la cara.

    ResponderEliminar
  7. te puedo enseñar otras cosas corazon... y mis amigos tambien... te noto necesitada...

    ResponderEliminar
  8. Bueno, llegaron al tope de mi tolerancia con el comentario pelotudo que acabo de leer. Se terminó mi permisiva conducta respecto a los comentarios de este blog.

    ResponderEliminar

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.