viernes, 15 de diciembre de 2006

Dimensión espectral (Venta de libros de alto nivel y etc.)

Bien, se aproxima fin de año y eso es suficiente para sentirme ansioso.
Son tiempos muy raros, as usual. ¿Por qué habrían de cambiar? Lo normal es algo desconocido o que puede encontrarse en manuales de vida o en individuos muy especiales.
Como ya es costumbre, los espectros siguen en casa pero hice mi esfuerzo para que se diseminen al menos por Buenos Aires. Espero sus frutos.
Ahora pueden encontrar el libro en:

Belleza y Felicidad (Acuña de Figueroa 900, Capital Federal)
Bestiario (Estados Unidos 488, Capital Federal)
El Aleph (48 entre 7 y 8, La Plata)
El Aleph (Alsina 48, Avellaneda)
Fedro (Carlos Calvo 578, Capital Federal)


Aún mi editorial no distribuye en cadenas de librerías importantes, pero ya llegará ese momento. Miren, tiene un precio muy accesible, supongo que alguna de esas librerías puede estar al alcance o relativamente cerca de cada uno de ustedes, en caso contrario, admito reproches y que me lo pidan personalmente que yo voy a domicilio y lo entrego con moño y además monto un happening, te hago un retrato y te curo el empacho. Ya no sé qué servicios puedo ofrecer para que me presten atención y me tomen en serio.
Dudo que vuelva a escribir por un tiempo porque no veo alzando la vista algo importante que transmitir más que lo dicho. Eso sí, espero muchas visitas, comments, agradecimientos, saludos y mimos varios. Ah, aviso para quienes les interesa esa costumbre de saludar para los cumpleaños, que se acerca mi onomástico: 20 de enero. Nunca viene mal un saludito y capaz algún amigo revisa el blog y le refresco la memoria (detesto anunciar personalmente cuando cumplo años a mis amistades, reconozco que por mi parte, tengo una memoria frágil para fechas también).

Ahora entiendo muchísimos blogs, cómo se llenan de entradas casi todos los días y de sus respectivos rellenos. Cuando tomás el teclado es tan tentador rellenar cada espacio en blanco aunque sea para comentar la salud de la tía, que parió la perra o cuántas personas cogiste durante la semana. Es fácil! Igual, no será mi intención, sólo que me cuesta despedirme (aunque sea por un tiempo). Mi bitácora perdió el rumbo hace años o jamás lo tuvo. Me prometo volver a escribir una poesía o un cuento, diálogo, obra teatral, algo!

Apago la luz
Ahora sí, sueñen con los angelitos

3 comentarios:

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.