viernes, 7 de septiembre de 2007

Baby, I´m just your lovely gospel singer, you know?





Bueno, debo aclarar que me encantá la música afroamericana. O para ser menos políticamente correcto, la música negra. En especial, uno de mis favoritos es el vocal que no deja de cautivarme cada vez que lo escucho, interpretado por grupos pequeños de negros que se elevan con esa pluralidad de registros y te suspiran para que te vayas cayendo lentamente en cada estrofa.

Y por eso, para todos los amantes del karaoke, encontré a los legenendarios "The Mills Brothers" ejecutando con una simple guitarra y sus voces -sin dudas lo más importante- el tema "I ain't got nobody", video fechado en 1932 que tiene el subtítulo para que cada uno siga a su manera y se aventure en la liturgia de los Mills Brothers.

Segundo, "The Jubalaires" con su Arca de Noé (aka Noah) cantando con una escenografía que no está a la altura de lo que hacen estos cuatro muchachos. Mucho smowing, una rareza que amé encontrar. Este tipo de música es de mis preferidas, elemental, básica, simple y con eso me alcanza. Habría que limitarse a sus orígenes, cuando los esclavos negros se comunicaban cantando en los trabajos que tenían en el campo. O no, simplemente disfrutar estas piezas invaluables por su propia energía, sin historia de por medio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.