lunes, 12 de diciembre de 2005

A propósito de la sangre

Este cuarto comienza a cobrar cierto olor, cómo decirlo...a aburrido.
Y la observación es propia.
Agradezco los comments, pero lamento discernir con todos. La deuda con la sangre es inmensa y un compromiso incomensurable. La única culpa que tuvo realmente la sangre, es la de haber irrigado en exceso mi cabeza en el momento en que escribí aquel post.
Fuera de eso, dejemos a la sangre en paz nuevamente.
Ah! Y quisiera mandar un saludo muy grande a todos mis afectos, ya que estoy de paso en estos momentos. Una acción necesaria para la que a veces no tengo voz con qué expresarla, tal vez sí acciones. Y eso es totalmente válido.

Addio

2 comentarios:

  1. se lo extraña, sangre mas o sangre menos.
    un beso
    chihiro
    le debo una vista

    ResponderEliminar

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.