jueves, 24 de febrero de 2005

Antes del amanecer

Un desconocido le gritó a un señor que ingresaba a su casa, que le permitiera la entrada ya que estaba desprovisto de refugio esa noche.
El anciano le respondió:
-No veo bien durante la noche, lo siento.
Cerró su puerta y dejó detrás de la cerradura su última sombra nocturna.

2 comentarios:

  1. solo su sombra?
    muy bonito jan.
    beso chihi

    ResponderEliminar
  2. Volviendo a casa y viendo a pasar a alguien enfrente, se me vino esta reflexión. Tambien después se me vinieron semajanzas con la historia del joven sin pension pidiendo la habitación, pero bueno. Esta tuvo otro origen. Salud, mucha salud y prioridad en sus presente vital!

    ResponderEliminar

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.