martes, 11 de enero de 2005

Sin título

Dedicado a Belén

Fluye mi río desde la escama endeble
sin prisas que demoren su devenir.
La calma está expuesta en las aguas,
evocan la llovizna pasada.
Habré de recordar mis pasos,
los que me han situado junto a tí.
Aunque me sienta esfinge poseedora del murumullo sordo
es el agua lo que veneras de mí.

4 comentarios:

  1. ¿Para la Belen que ambos conocemos?

    ResponderEliminar
  2. Para la única Belén. Saludos.

    Fernando

    ResponderEliminar
  3. es el agua lo que veneras en mi... que acuàticos estamos ( si tomamos en cuenta lo del poema q le sigue)
    me gusta esa imagen...
    de comulgar como un ahogado/ a... je
    burbujas
    de
    chihi

    ResponderEliminar
  4. No es herencia Temperliana, o si, habiendo nacido en Temperley, algo habré heredado, aunque sea un poco de nado en estas tierras. Más saludos, me encanta responder comments!!

    ResponderEliminar

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.