domingo, 16 de enero de 2005

Acaricia la llovizna de Junio

No hay nada que esperar de la ciudad,
sólo los golpes retraídos de los obreros mutilando al viento,
desligarme de la humanidad innoble y enfrentarme al sol.
Ocultaría mi cuerpo bajo la sombra del valle, aquella pequeña
que cobija en su regazo mis noches de insomnio.
Más tarde me petrificaría en la fuente que baña la vileza de mis manos.
Pero no sin tus caricias,
sin tus dedos arrancando la vejez de mis cabellos.
Si supieras que has bebido mis diez mil hijos
sería más sencillo besar tus labios sucios de mí.

3 comentarios:

  1. Che mil hijos, no son muchos? no mentira che.....me gusta un tanto oscuro por ser tuyo. es como un amor medio retorcido y nostalgico.. besos lao

    ResponderEliminar
  2. a mi tambien me gusta. pero para mi el poema termina dos versos antes. lo de sucia de mi, y de beber los hijos, ya indican la idea de la fertilidad, y lo de seria innecesario etc. corta la idea del poema. bah, me parece...o sacar lo de la fertilidad y dejar el verso final.... para mi gusto personal, el poema termina en, "tus labios sucis de mi" una buena imagen...
    saludos y felizpost cumpleaños
    chihi

    ResponderEliminar
  3. Es la cantidad exacta 10000. Puede ser oscuro, yo lo veo más sexual. Gracias por los consejos Sr. Chihi, siempre bien recibidos, ahora le hago caso a Lao y digo públicamente, aunque me de un poco de rechazo, que era necesario escribir aquí, en el blog. Cumplo feliz mis 23 años. Saludos.

    ResponderEliminar

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.