sábado, 25 de septiembre de 2004

Santísima Trinidad

Hubo tres seres.

El Padre se mece en sus plegarias
bajo el túnel frío que aquí descansa.
El Hijo duerme entre besos intangibles
ya bebido el vino del cáliz bendito.
Y el Espíritu Santo busca su permiso
para manifestarse entre este escrito.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.