martes, 7 de septiembre de 2004

despertar incompleto

las sábanas se levantan, como escapando de mis piernas
la fina tela se desliza por mi cuerpo
como un frío que estremece en lo hondo de mi garganta
y dos arcángeles que me toman las frazadas y las agitan contra las ventanas

polvo lleno de pequeños recuerdos que brillan con los rayos
entre el humo del cigarro del primer abrir de ojos
en la primera admiración de la vida
del nuevo renacer que acontece

afuera gritan las mujeres gordas
desde el pasillo me acosan los discursos filiales

solo calla y calla
el pequeño cigarro en el cenicero de vidrio

y vuelvo a las frazadas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.