sábado, 10 de julio de 2010

Crimewave


Después de todo, uno siempre logra alcanzar el Gran Diseño aunque nunca sepa bien de qué se trate realmente. Sam Raimi es una usina de anarquía; demuestra que el gag de Keaton sigue vigente y el humor negro es una condición necesaria para nuestra existencia. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.