domingo, 29 de marzo de 2009

Butch



Cuando crisis pisa fuerte, siempre hay crisis y no hay instante en el que crisis no esté en el medio de todo porque crisis es un estado estable de conducta abstracta que inunda abundancia y miseria y genera el estado esquizoide y de histeria colectiva. Pero crisis crisis crisis, no existe nada fuera de vos. Somos minúsculos ante vos, crisis crisis crisis, ama y señora.

A pesar de ello, cuando acá dicen que goza de buena salud el arte textil, y mientras en este país la industria textil es la segunda gran sometida por la crisis crisis crisis, es extraño. Pero el arte sólo puede existir hoy en día en torno a lo sagrado, sin redundar en términos fundamentalistas, ni nada de eso. El gran arte, existió. Pero eso fue hace tiempo. La única manera de ver algún cierne de arte, es consagrado a fines como tales. O algo así.

Después giran ideas en torno (esta vez sin anestesia, por favor) al tero. El tero del Danubio. Sería un gran tatuaje, arte corporal milenaria pero se le puede seguir llamando arte después de lo anteriormente escrito, me pregunto? Claro, sería el tatuaje impar para detener la mala suerte y desde ese punto de vista, importan el tero, el Danubio y el dolor de las agujas perforando capas de piel. Me declaro corsario.

Butch, me gustaría serlo en otra vida. En breves palabras, de ser mujer, estaría bueno. O no. La conducta dubitativa y el estado de incertidumbre me asfixian, me dominan. Necesito purificarme plenamente en alguna fuente.

Ah! Y dicen que esta película es buena, así como otros dicen que no lo es tanto y es sólo un descubrimiento que produjo cierto grado de obnubilación por parte de los espectadores y todo por considerarse una ópera prima oriental, pero que puede llegar a ser descartable. Como tengo prohibido ir al festival de cine independiente, lamento no poder llegar con claridad a ninguna idea al respecto y tener de momento, que abstenerme de todo juicio y sólo poder leer críticas asombrosas o descalificadoras y conformarme con algunas imágenes del cerdo trailer.

1 comentario:

  1. Por si te interesa, te recomiendo a Lilian Faderman, en "Chicas raras y amantes a media luz", un libro muy interesante que da cuenta de la historia del lesbianismo en Estados Unidos hasta la década de los 90s.
    Muy bueno el blog.

    ResponderEliminar

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.