viernes, 29 de agosto de 2008

Ringtone (+)



Del robo (miércoles pasado, previo a la firma de un contrato) la pérdida más grande fue el ringtone que nunca me cansaba de oir de la Gymnopédie de Erik Satie. Procesando datos. Pronto más información. Despedida. Me incomodan mucho las despedidas; si pudiera, elegiría que un clon las hiciera por mí. Hoy fue movilizante cuando lo hice de la Tecnológica: palo de agua en la oficina (signo de vida y legado de mi presencia), masitas de La Plaza, medialunas, almuerzo en el buffet de Tony, lágrimas, abrazos y desconcierto en ciertos compañeros, todo como regalo. Un velorio en las próximas horas. Cancelar planes. Y no me puedo despegar desde que me bajé del colectivo del estribillo que reza la vecinita tiene antojo.

2 comentarios:

  1. el tipo de la foto es identico a mi viejo. y parecido a mi. cambias de laburo ? venia a escribirte. saludos.

    ResponderEliminar
  2. Daniel es Satie. Vos sos el hijo de Satie. El tipo no sale de las teclas y niega su herencia musical! Lo del cambio de laburo, a esta altura creo que no debería responderlo.

    ResponderEliminar

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.