sábado, 9 de febrero de 2008

Los Estados de locura

Nunca tienen belleza.
Aquellos que digan lo contrario
mienten
-pecado absurdo-
o nunca los experimentaron.
Estado del cuerpo
mente delicada
-Oh, siempre tan sensible
plena de velocidad decapita semáforos
escindida
apenas apéndice para el deseo
epidérmico y caluroso
-movimientos externos y ajenos-
El resto es sufrimiento
arder por dentro
hacia fuera
y volver hacia dentro;
el mundo, la multitud una molestia
noise aterrador de insomne.
Los vidrios de cada ventana, de toda la casa
casi al estallar
con un intento kamikaze por internarse en un paraíso
de instantes, de un submundo profundo
subterráneo vacío
de pendientes rotos y perlas falsas crujiendo bajo los pies
de andar salteado
moribundo
astral
leve,
pero sí con la gravedad del dolor
brotando a través de los seis sentidos.

3 comentarios:

  1. Me gusta el último verso...porque hay siempre un sentido, creo yo, que tiene más habilidad que los otros 5.
    Me gusta "la multitud una molestia", porque entiendo que lo de afuera irrita en un estado de sensibilidad semejante...
    Y me gusta "leve", para describir algo parecido a la locura, o instantes de ella o ella misma.

    Pasé por aquí.
    Vale.

    ResponderEliminar
  2. te juro que lo sé.
    lo sé.

    te gusta sonic youth?

    ResponderEliminar
  3. Me gusta Sonic youth.
    Instantes de otra locura.

    ResponderEliminar

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.