jueves, 27 de diciembre de 2007

Death note

Capaz sea la única serie anime que realmente me fascinó, siendo este género una de las pocas creaciones niponas a la que me negué y tuve un gran rechazo. Pero mi hermano menor, Panky (webmaster de mi blog), me hizo descubrir infinidad de animes y junto a ellos, Death note -basada en un manga muy popular que fue llevado al cine- el cual me atrapó de una manera increíble, llegando a pasar horas viendo capítulo tras capítulo, siguiendo una trama compleja, llena de asesinatos, una incorrección política desmedida y personajes con mucho carácter (sin olvidar los adorables shinigamis). Además la animación es muy buena. Me faltan algunos capítulos y termino de verla, quizás este mismo viernes, así rompo esta racha de estar pendiente de una serie alrededor de un año y conocer en este verano el misterioso (y totalmente) inesperado final.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.