martes, 7 de diciembre de 2004

Mi velada

Niña, brindame agua
Llena mi buche con tu vaso
Este cuarto huele a jóvenes!
Qué tan bien visten las señoritas esta tarde

El olor, la fragancia
Adherida a mis fosas nasales
El jardín huele a hortensias y a sapos
Pero me hubiera gustado saber antes,
Que es tan hermosa la velada en la que a uno lo vuelven muerto.

3 comentarios:

  1. fer veo qe estás pasando por un período productivo. me gusta esta última tirada de poemas.
    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Para mi?
    yo te voy a dar agua, cuando quieras.
    estuviste en lo de tu abuela?

    ResponderEliminar
  3. Dios se manifiesta en mis puños y se ancla en el teclado. Yo me interpongo en los aperitivos que conducen al desvarío emocional y mental. Confío en que el agua se vierte en todas las bocas de hombres y mujeres por igual. Concluyo este comentario con un saludo.

    ResponderEliminar

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.