jueves, 28 de octubre de 2004

Boda búlgara

Hoy sentí mis piernas adormecidas
caídas entre los barrios sureños
Tomé las manos y sentí, muy frías
temblaban del gentío de las esquinas
Me empolvé el rostro con ollín
y me uní a una orquesta búlgara
Perdí mis oídos en manos de niños
Eran tardes los soles que alumbraban
cenizas de olores volcados en repisas
Conté con los dedos hasta cinco y levanté

Creo haber olvidado parte del cuerpo
tal vez ni siquiera corría
pero comí pan de azúcar
y sé que mis labios sabían dulces
Si estaba encerrado en una jaula de hierro
esculpido en una nube de malos tiempos
o en un río repleto de cañaduz seco...

Porque mis oídos retuvieron en manos de niños,
las risas de gaitas, entre los novios y su fiesta


2 comentarios:

  1. salvo el " no me interesa" que corte la sucesion de
    imagenes, me gusta estaboda bulgara....
    chihi

    ResponderEliminar
  2. que belleza , me gusta ea convincion musical y escrita, os felicita......un admirador.

    ResponderEliminar

Antes de escribir algo, sepa que su comentario es discutible es discutible es discutible.